Un Cambio en Cuatro Pasos

¿Estás pasándolo mal después de una ruptura con tu pareja? ¿Te aferras a los buenos recuerdos de aquella relación? ¿ Te encuentra. mal, triste y desanimado?. Si sigues los pasos que te indico más abajo en este artículo superarás esa situación en muy poco tiempo.

Está demostrado que una situación de ruptura de una pareja pasa por diferentes fases que inevitablemente las personas tiene que ir superando. Unas tardarán más, pude llegar a años, y otras en pocos meses. Todo depende de la situación, circunstancias, etc. Tampoco no se pasa igual por parte de una pareja que han decidido de mutuo acuerdo romper con la relación, que otra donde es una de las partes la que ha decidido romper mientras la otra no. Dicen los expertos que para algunas personas, una ruptura puede suponer el dolor similar o superior al luto por la pérdida de un ser querido.

Muchas veces la persona afectada por la ruptura, tanto la que tomó la decisión como la otra parte, prolonga su sufrimiento en el tiempo porque no toman conciencia del presente y continuamente están auto alimentando su mente con recuerdos o con el dolor de lo que pasó y/o el motivo que les llevó a esa situación, y retrasan tomar las riendas de la nueva vida y mirar hacia adelante, en lugar de seguir anclados en el pasado.

Si tú eres una de esas personas yo te aseguro que, si sigues correctamente los pasos que te voy a indicar, en muy poco tiempo notarás que la perspectiva de tu vida cambia, que pasas de ser dominado por la situación a dominarla tú. Te encontrarás mucho mejor anímicamente y nacerán en ti ilusiones y ganas de avanzar en esa nueva situación que le vida te ha presentado.

PASOS:

Paso 1.- Guarda en un armario todos los objetos que te supongan recuerdos de esa persona. Si quieres deshacerte de ellos guárdalos en un lugar donde no los veas con facilidad a diario, (fotos, regalos, detalles, cartas, tarjetas, etc.).

Paso 2.- Reduce al mínimo el contacto con la otra persona, nada de visitas, llamadas, mensajes. En caso de que tengan hijos en común o motivos por los que tengas que estar en contacto de alguna forma, reduce los mismos a los menos posible y limítarte a hablar solo de temas por los que tienes que seguir en contacto. No menciones ni permitas que ella lo haga de temas relacionados con el motivo de la ruptura, si se supone o ya creen que esos temas está más que hablados. Seguir insistiendo en lo mismo supone prolongar en el tiempo el malestar y el sufrimiento y la vinculación entre los dos. En los pocos encuentros o conversaciones que puedas tener con la otra persona evita a toda costa las discusiones, gritos y enfados. Aunque ella se altere o busque el enfrentamiento o intente llevarte al campo de la discusión, tú debes comportarte con total serenidad. Si hay algunos temas comunes que no se han aclarado o zanjado y que cada vez que se mencionan se producen tensiones o discusiones, es mejor dejarlos pendiente. Dejar para tratarlos más adelante, cuando los ánimos estén más calmados. El dialogo será mucho más sereno y se podrán llegar a acuerdos de una forma más civilizada.

Paso 3.- Ten claro que el pasado ya no existe y que es inútil intentar que el presente sea como el pasado. Tienes que mentalizarte que ha empezado una nueva etapa a tu vida y debes trabajar por esa nueva etapa desvinculada totalmente del pasado. No te aferres a lo que podía haber sido y no fue y empieza a organizar y a hacer planes para el presente y el futuro, que es lo que importa. Recuerda: “Lo que Sucede Conviene”.

Paso 4.- No te encierres en tu casa. Busca nuevas actividades, nuevos ambientes. Sal, conoce a otra gente. Aumenta tu circulo de amistades. No con el ánimo de buscar un sustituto o sustituta de tu ex. Sólo con la intención de enriquecer tu nueva vida con nuevos ingredientes sociales.

¡¡NO LO DEJES PARA MAÑANA!! Empieza ya. Ahora mismo, desde que termines de leer este artículo coge una libreta o unos folios y empieza a escribir un plan de actuaciones de acuerdo con los 4 pasos que aquí te he expuesto. Ve paso por paso mancándote tareas en cada uno de ellos y empieza a aplicarlas nada más terminar de escribir la correspondiente al paso 4. Verás que en días, en menos de unas semana serás otra persona a la que acaba de leer este artículo. ¡¡¡¡ADELANTE!!!!

 

Anuncios

Publicado el 1 de septiembre de 2012 en Reflexiones. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: